Posts Tagged / SinComillas

Reseña: E DO MEU QUE? Una SitCom de la Asociación Proxecto Máscaras

Posted Posted by Julen Iturbe in Blog, Consello Asesor     Comments No Comments
Dic
23

Fue un día especial. Tocó vuelo a Santiago de Compostela y luego desplazamiento hasta A Coruña para compartir conversación e ilusión ante el estreno de E DO MEU QUE? Se trata de una comedia de situación para aportar más visibilidad a la problemática en la que viven personas “diferentes”. Sí, personas. Pero evaluadas por el estándar (sea esto lo que sea), han quedado ubicadas en una categoría que nos las presenta como discapacitadas. Sean de carácter físico o intelectual o accedan a ese premio por su condición de persona mayor u otras etiquetas.

Detrás de este proyecto está, entre otras entidades, la Asociación Proxecto Máscaras, con la que llevamos tiempo colaborando, y que es responsable también de la película Máscaras y del corto Calcetines. El caso es que tuvieron el detalle en su día de invitarme a formar parte de su consejo asesor y esto genera ciertas obligaciones que uno acepta de estupendísimo buen grado. Paraguas en la mochila y para allá que nos fuimos, primero al salón de plenos del Ayuntamiento, donde diversos miembros de Aspronaga, Grumico, Calasancias y de la asociación Máscaras compartimos nuestras reivindicaciones relacionadas con la (dis)capacidad. Después nos fuimos al Teatro Rosalía de Castro, donde tuvo lugar el estreno de la SitCom a las siete de la tarde.

El día dio bastante de sí porque tuve la oportunidad de llegar a media mañana y sentir la emoción de todo lo que antecedía al estreno. Eso suponía un ritmo trepidante, una emoción a flor de piel con cientos de detalles que uno sabe a ciencia cierta que no puede controlar. Solo quedaba disfrutar del tobogán que conducía al contacto de ese primer episodio con el público y sentir de primera mano la reacción de quienes iban a asistir al estreno en el teatro.

E DO MEU QUE? propone una forma comprometida de tratar con la discapacidad: fagocitarla porque se diluye en la normalidad. Diferencias y discapacidades, normalización, inclusión, relaciones de igual a igual. Muchas líneas de trabajo que no siempre confluyen. Compasión y pasión, deferencia y trato justo. Y en la mayoría de las ocasiones, discriminación. Pero llegamos a la realidad con un toque de humor: ese es la propuesta de E DO MEU QUE?

La SitCom se fija en una convocatoria para un casting. ¿A quién aceptamos y a quién no? ¿Por qué? ¿Cuáles son los criterios para que determinada persona pase el filtro? Puede que en este momento aparezcan en escena los sesgos y, sin que muchas veces estos afloren a la consciencia, aparece lo que en psicología llamamos la parcialidad implícita. Casualidad, es un tema que últimamente se ha comentado en Aprendices.

Nuestro desarrollo evolutivo nos proporciona, como no puede ser de otra forma, multitud de datos e información. ¿Qué hacemos con semejante tsunami? El problema es que nuestra capacidad cognitiva no da par tanto, nuestro cerebro no es capaz de procesar todo ese caudal. Así que esos datos van encajando en lugares comunes que servirán para dar sentido a nuevos datos que se les parezcan. Se trata de una simple categorización. En cierta forma automatizamos el tratamiento de la información al compararla con la que tenemos en nuestras cajas. De ahí proceden los sesgos: nos acostumbramos a qué es normalidad y qué no lo es. La parcialidad está ahí, oculta a nuestra consciencia, en un lugar peligroso.

Ya sé que estaréis pensando que esto que comento es un poco lío. Pues bien, ¿qué mejor forma que una comedia de situación para juguetear con las parcialidades implícitas con las que convivimos? Ahí es donde entra en escena E DO MEU QUE? Atentas, atentos a la pantalla, que comienza este primer capítulo de presentación. Ah, no olvides que la sonrisa te obliga a poner en movimiento 36 músculos. Que te siente bien el ejercicio. Seguiremos escribiendo sobre el Proxecto Máscaras, de eso no cabe duda.


Publicación original: Consultoría artesana

No des-preciar la importancia de los pequeños pasos

Posted Posted by APM in Blog, Innovación     Comments No Comments
Abr
6

Sin negar que el reto de la normalización necesita objetivos, planificación y recursos, hay pequeños avances que sólo aparecen cuando dejamos actuar a ese porcentaje de visión borrosa que nos incita a indagar en los detalles.

En la primera conversación que tuvimos con Carlos Ares para invitarle a participar en Un día de Cine él, como presidente de la AGA, andaba ocupado con la organización de los XV Mestre Mateo así que, conectando posibilidades, surgio la idea: ¿Y si se podía integrar el equipo de protocolo de Aspronaga en la organización de la gala? Sólo le hizo falta que lo conectáramos con Iago Graña y, con la buena disposición de Trevisani, allí estuvieron.

Lo interesante es que este año, a pesar de lo duro de la experiencia (muchas horas sin descanso, la dificultad de mover a tanto público…) repitieron. Y esta vez han querido compartirlo, porque eso es poder decidir y estar en el espacio público.

La máscara de Eva

Posted Posted by Mª José Barroso in Blog, Consello Asesor     Comments No Comments
Mar
16

Eva se acomoda siempre en la silla con las piernas juntas y los brazos sobre el regazo. Se apoya en el respaldo, pensando, o se inclina hacia adelante, escuchando, mientras atiende a lo que sucede a su alrededor. Y sonríe. Sus compañeros comentan el proyecto que tienen entre manos, aportando ideas y revelando sus gustos. Ella calla. Hará lo que digan los demás y lo que digan estará bien hecho. Se deja llevar mientras guarda sus propios pensamientos. Los mantiene bien arropados entre sus brazos, siempre entrelazados, siempre acogedores. Si le preguntan directamente, eleva una mirada cauta de ojos oscuros y pícaros. La sonrisa amplia y dulce. El cabello oscuro y tirante, perfectamente recogido en una coleta. Las manos, pequeñas y fuertes, apenas se separan del cuerpo. Si tiene que poner alguna objeción, responde tímida, pero con contundencia. Las respuestas parecen estar escritas en sus manos porque se mira el dorso y la palma y repasa los dedos uno por uno, mientras sus palabras salen suaves de su boca. Esas manos podrían ser las guardianas de su fortaleza, la que protege siempre con sus brazos, la que mantiene a salvo de otros. El misterio de lo que jamás desvelamos es lo que nos hace especiales y únicos. Como todos los demás.

Su abuela le contaba cuentos para dormir cuando era pequeña y de allí comenzaron a fluir las historias que ahora disfruta viendo y representando en el teatro. Va a hacer un corto y tendrá que decir las palabras escritas por otros, expresar sentimientos nuevos y crear escenas que hará suyas, con esfuerzo, tesón y voluntad. Será ella y otra. Entonces no podrá cruzar los brazos sobre el regazo, ni podrá arroparse con el anorak, estirando su cuello para taparse medio rostro. “Repite. Empújale otra vez, más fuerte”, dice el director. Y ella lo hace. Abre por fin los brazos, los separa y los coloca sobre los hombros de su compañero cumpliendo las instrucciones. Y sonríe.

El resultado lo saborea el día que se proyecta la película. Ante un auditorio admirado y entregado, promete que la próxima vez lo harán mejor y, al final, las lágrimas rebosarán en sus ojos, protegidas por la oscuridad de la sala, reclamando el protagonismo de la emoción tan difícil de contener, incluso para ella, tan acostumbrada.

A su lado, Manolo sonríe satisfecho, con su gran esfuerzo recompensado. Activo, vital, voluntarioso, con ganas de todo, ha conseguido el gran reto, ya sin nervios, ya con el orgullo de demostrar lo que vale. Igual que el joven Miguel, espontáneo, inquieto y divertido. Miguel habla con sus ojos inmensos y todos le entienden aunque no articule bien las palabras. Y como premio sonríe, igual que Eva. Y entonces lo difícil es contener las ganas de abrazarles.

Amparo también estuvo junto a ellos, compañera de risas, dicharachera y extrovertida, siempre con un comentario a punto y el ánimo intacto. Igual que Mireya, imposible de olvidar por su personalidad y empuje. Es la voz profunda, ronca, susurrante y firme. La voz que habla claro y sabe lo que quiere. “No somos tontos”, dice segura. “Que la gente así, como nosotros, con problemas, podemos hacer cosas Que somos iguales que los demás.”

Este post está inspirado en los protagonistas del corto “Calcetines” y el largometraje “Máscaras”, donde se muestra cómo se rodó el corto, día a día, con muchas ganas, sorteando dificultades y superándolo todo entre risas y camaradería, por parte de un grupo de discapacitados intelectuales. Ellos querían demostrar su normalidad y lo consiguen. Pero además demuestran una mezcla de coraje y ternura impagable.

Y tras verlos pienso que, tal vez, en demasiadas ocasiones, la “supuesta” inteligencia de la que hacemos gala, solo sirva para coartar emociones, encarcelar sentimientos, inventar prejuicios, limitar sensaciones, fingir actitudes, y enmascarar la humanidad que todos, por igual, llevamos dentro.

Enhorabuena por su gran trabajo a Iago González, Fe, y el resto del equipo. Y un abrazo especial y con cariño para Isabel Iglesias @enpalabras


Publicación original: Villa Mara

El origen de las historias y el reto del humor. ¿Nos ayudas?

Posted Posted by APM in Blog, Guionizando     Comments 3 Comments
Mar
12

Plantear un proyecto de “Cultura Accesible e Inclusiva” es aparentemente fácil, ya que sigue estando casi todo por hacer. Sin embargo es difícil, porque se tiende a profundizar en el gueto al caer en el buenismo y lo terapéutico o en el pornográfico discurso de la exaltación ejemplificante. Con la boca pequeña ensalzamos el valor de la diferencia, pero escapamos en masa hacia las rutas más transitadas.

Las historias empiezan y terminan en las personas, en los pequeños sucesos del día a día que nos empujan y arrastran. Y la mayor parte de las veces es sólo eso hasta que, como empiezan todos los cuentos, surge algo que nos permite decir “pero un día…” En este caso, la chispa vino a través del humor y ese punto de partida nos llevó al formato Sitcom, de gran aceptación de audiencia.

Sitcom “En la vida pública”. En este formato los episodios se desarrollan regularmente en los mismos lugares y con unos personajes de base y las situaciones ofrecidas suelen tener un alto nivel de humor, a veces absurdo y fantasioso y en otras ocasiones con elegancia y buen gusto. La acción suele desarrollarse en escenarios repetitivos (una casa, un bar, un trabajo) y la base de las historias a menudo es realística, como lo será en este caso. La acción se desarrollará en decorados, y el argumento es autoconclusivo, es decir, se presenta una historia que comienza y finaliza dentro del mismo capítulo, aunque se presentarán tramas secundarias y paralelas.

El humor que se utiliza está basado en la broma verbal, la broma visual (gag) y alcanza su mejor expresión en el humor de situación ya que el humor de situación hace recaer este sobre el desarrollo de la trama, la personalidad de los personajes y sus reacciones. El capítulo de presentación se titulará: ¿Y de lo mío qué?

Cuando nos pusimos a diseñar “los cómos” del proyecto nos dimos cuenta de que aunque teníamos el lema y el argumento de nuestra Sitcom, había que inyectarse una buena dosis de humildad y escucha para poder escribir el guión. Porque no es que el humor sea algo muy personal, que también, sino que hay que dar la palabra a quien corresponde para aprender a reirnos con los demás, no de los demás.

Aunque como dice Carlos Ares, nuestro guionista, sobre el humor se ha escrito (casi) todo, de la expresión “sentido del humor” decidimos explorar a fondo la primera parte y nos dimos cuenta que la palabra “sentido” tenía un triple valor:

  • Referido a la sinceridad de los sentimientos
  • Referido al significado, entendimiento o interpretación
  • Referido a la orientación, línea o camino

Y también comprendimos que necesitábamos ayuda así que, aceptando de antemano que el geniecillo del humor nos traicionará en algún momento, hemos abierto la fase de desarrollo de guión a través de un cuestionario anónimo que nos ayude a mejorar y ampliar nuestro ancho de banda emocional.

Por cierto, aquí estamos junto a Aspronaga, Grumico, Colexio Calasancias… y muchos más 🙂

 

¿Nos ayudas?

 

FUGA2: una perfecta obra imperfecta

Posted Posted by Iago Glez in Blog, Educación, Rodando     Comments 1 Comment
Ene
7

En enero de 2016 arrancamos el proyecto Un Día de Cine con un objetivo: que el numeroso equipo de 24 participantes hiciera “algo”. No sabíamos qué: podría haber sido un spot, un documental, un lipdub… Pero finalmente se decidieron por un corto de ficción: FUGA2

Pocas veces se habrán vivido gestas similares. Los rodajes de Waterworld, el Quijote de Gilliam o Apocalypse Now fueron, sin duda, una risa al lado de los esfuerzos de nuestro equipo para sacar adelante la historia.

Vale, hay un tanto de exageración, pero al contrario que en esas tres superproducciones, aquí tenían que apañárselas con lo que tenían: un trípode, una dolly, una grabadora de sonido, un micro, cables y una claqueta.

Es la obra tal y cómo la sacaron adelante, pero es, sobre todo, el valor de una experiencia y de un aprendizaje, de descubrir metidos en faena la necesidad del contraplano, del fuera de campo, del ritmo de los diálogos, del rigor del silencio en el set… Y lo más importante: el valor del equipo, de saber discutir, de saber apoyarse y equilibrar las necesidades que requería el trabajo.

Sin duda, lo más emocionante fue su respuesta unánime cuando se presentó publicamente el pasado 3 de diciembre: Sí, quieren repetir. De todo esto contaremos, claro, pero puestos a practicar la disrrupción, vamos a empezar por el final.

Damas y caballeros, FUGA2, una perfecta obra imperfecta:

d

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies