Posts Tagged / normalizar

¿Avanzar?

Posted Posted by APM in Blog, Educación     Comments No Comments
May
3

Los costes (y las prisas) son la disculpa para la no-ética, al igual que el «entramado de la ley» hace tiempo que ha sustituido a la justicia, que no es lo mismo.

Las palabras «ética, justicia y costes» son cada vez más frecuentes en los discursos sin embargo, rara comparten frase, y mucho menos enunciadas en positivo.

Es posible avanzar y hacer las cosas mejor y de manera más ética y justa sin dejar de contemplar los costes

Aunque Proyecto Máscaras nos ha agudizado la reflexión sobre la «normalidad», el día a día nos recuerda que se necesita una revisión amplia del concepto porque, a pesar de la ficción de pesadilla que protagonizamos, seguimos siendo una sociedad obsesiva con las normas, con la norma, con “lo normal: “es que no hay derecho”, “es que no es normal”.

ModernidadPero no hay marcos privilegiados de referencia ni patrones inamovibles, sólo ficciones que hemos creado para, como dice Manuel, sentirnos protegidos

Como no soportamos sentir que nuestra vida y la de los nuestros está por escribir y todo nos puede pasar, y como no soportamos ni la incertidumbre ni la propia vulnerabilidad, nos encanta dividir el mundo entre lo normal y lo anormal con sus características propias cada categoría.

Así a fuerza de construir con nuestras palabras una realidad de falsas certezas, de límites claros, sin matices, nos podemos situar la mayoría en el lado de lo normal (que es lo que único que somos capaces de imaginar como digno o como bueno). Y así, poder vivir algo más tranquilos.

Y debe ser también la rigidez de estos marcos la que nos impide encajar otros conceptos, como el de economía social o el de voluntariado, que no es otra cosa que «la voluntad de». Curiosas paradojas agazapadas tras esta anárquica rigidez del individualismo de masas y la falta de voluntad que asfixia el deseo de cambio.

Publicación original: Web de la película Máscaras

Servicios de inercia

Posted Posted by APM in Blog, Educación     Comments No Comments
Dic
23

El concepto de inteligencias múltiples asoma ya en muchos discursos sin embargo seguimos empeñados en los viejos modelos y procedimientos de la era industrial. Queda mucho camino para un cambio de paradigma.

Teniendo en cuenta que el propio Gardner define la inteligencia como «la «capacidad de resolver problemas y/o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas«, parece que más que utilizar las tipologías que describe a modo de tabla de reconocimiento y/o validadación, se trata de localizar y reforzar el eslabón más débil para que la cadena vaya cogiendo fuerza. Entonces… ¿por dónde empezamos?

Si alguna evidencia nos muestra la crisis del sistema es que la rigidez conceptual, y la obsesión por las clasificaciones estáticas, nos ha llevado a una ficticia sectorización de la economía, y a una colectivización estandarizada de las personas que no funciona: parados, jóvenes, mayores, mujeres, empresarios… Y si en algo se traduce es en el inútil empeño en seguir buscando entre los restos de la fiesta peleándonos por los despojos

Así como se dice que hay entrenadores que leen bien los partidos, la RSE presupone leer bien el partido social. Porque se puede cambiar el lenguaje y llevar a cabo nuevas prácticas (que sin duda muy a menudo son mejores que las viejas) sin leer bien el partido.

Aunque creamos lo contrario, como sociedad no estamos siendo demasiado innovadores porque la ansiedad de la abundancia nos lleva a generar nuevas escaseces a modo de límites autoimpuestos: si antes era el «no poder llegar a», parece que lo que ahora nos limita es el estrés por «no dar llegado a todo».

Y ahí la paradoja de este mundo de la inmediatez interconectada cuyas posibilidades apenas empezamos a explorar y en el que, sin duda, el eslabón más débil está en la inteligencia interpersonal. Todo empieza y termina en las personas pero en contextos difíciles y tiempos de incertidumbre es todavía más importante recordar que para ver cosas nuevas hay que hacer cosas nuevas.

El discurso de las tres «E» (excelencia-ética-estimulación) se utiliza en muchos ámbitos «profesionales», pero nunca nos ha parecido tan humano y posible como cuando se lo escuchamos a Javier Tamarit. Aunque ya habíamos compartido aquí las notas de Tamara y su deliciosa conversación con el director de Máscaras, nada mejor que escuchar su conferencia. Porque no se trata de la emergencia de nuevos roles sociales y prácticas en «recursos humanos», no de hacer cosas «para las personas» SINO con las personas.

Estamos rodeados de servicios de inercia y para cambiar la tendencia es necesario aprender que las piezas del puzzle no van apareciendo en el orden que desearíamos, sino en el que el conocimiento asimilado nos va permitiendo o, incluso, imponiendo. Merece la pena escucharle.

Publicación original: Web de la película Máscaras

Conversando con Javier Tamarit: “reivindicar las historias de tranquilidad entre gente distinta”

Posted Posted by APM in Blog, Proxecto Máscaras     Comments No Comments
Dic
10

“Todo es tan rápido que lo importante no arraiga. No sé dónde queda el tiempo de la tranquilidad para la reflexión, la tranquilidad de la convivencia con independencia de las diferencias y la diversidad”.

No es fácil robarle a lo cotidiano ese espacio de conversación en el que construirnos. Comunicamos sobre la marcha, «de paso que», sin apenas tiempo para ser conscientes del intercambio de palabras y silencios que se enredan en la propia reflexión.

El tiempo para una charla tranquila no lo dan las tecnologías por sí mismas, lo pueden potenciar pero si nos quedamos en eso suena a compulsión: Hojas que antes de llegar al suelo se las lleva el viento”.

Ateniéndonos a lo que Javier Tamarit y Iago González representan en sus respectivos ámbitos profesionales, la calidad de vida y el cine, parecen encontrar puntos en común para repensar el punto de partida, para avanzar en ese impreciso ámbito de los derechos humanos. Porque…

la ciudadanía es muy reciente y de hecho somos todos muy vasallos, muy inexpertos, ciudadanos en ciernes…

Y, de repente, la ruptura con la caída del sistema que nos deja sin pautas nos ofrece la posibilidad de otra mirada y la oportunidad de convertirnos en exploradores, en viajeros de nuestra vida. Porque viajar es participar, convivir, sentir… Es relajación, contemplación, “ser” en vez de “ser llevado por”.

Las protestas en la calle son importantes como símbolo de unión pero, sobre todo, porque significa aceptar la responsabilidad de demostrar que no sólo somos, sino que también estamos. Porque bajo la apariencia de un problema económico lo que está en juego son los derechos humanos. Un paso atrás cuando apenas estábamos empezando.

Acostumbrada a ser protagonista en estos Conversando con, he de reconocer que me ha gustado la experiencia de observar desde la media distancia. Una pena tener que interrumpirlos, menos mal que fue para seguir escuchando a Javier.

Conversando con Javier Tamarit from enimaxes.com on Vimeo.

Publicación original: Web de la pelícual Máscaras

Escuchando a Javier Tamarit

Posted Posted by APM in Blog, Educación     Comments No Comments
Nov
26

Hace unos días pudimos escuchar en directo a Javier Tamarit. La conferencia que ofreció el sábado en la Fundación Barrié nos va a dar para mucho.

Desde su artículo Una de vaqueros, ha estado muy presente en todo nuestro proceso de componer el puzzle del Proyecto Máscaras y aunque lo había visto en vídeo, conocerlo en persona me impresionó: la forma de comunicar, de transmitir, de incitar a participar en esa co-creación… Y sobre todo, el respeto que de/muestra hacia las personas y sus capacidades.

Mientras seguimos colocando las piezas, estas fueron mis anotaciones durante la conferencia.

Vida Plena vs. vida plana

Creando Futuro: «con las personas», no para las personas

Los contenidos de la conferencia tendían al ámbito profesional pero estaban abiertos a otros perfiles como: las familias, sociedad, educación…

“Con” – La relación entre personas diferentes:

  • La personificación de situaciones e historias reales fue muy representativa.
  • Entender los papeles que representa cada quien.
  • La importancia de las personas, no somos objetos.

Resultado final de la unión de piezas necesarias para “co-crear”. Orden de montaje del puzzle:

  1. Felicidad
  2. Ética
  3. Ciencia
  4. Ciudadanía
  5. Entorno
  6. Apoyos
  7. Datos
  8. Rol profesional

En ese momento, centraron mi atención los siguientes puntos:

Ética:

  • Definición de Paul Ricoeur: “Anhelo de vida realizada con y para los otros en instituciones justas”
  • No se produce por decisión científica
  • Modelos de colaboración, participativos
  • Metodología profesionales: los conocimientos son sólo técnicos, “nadie le enseñó ética”

Ciencia:

  • Práctica basada en la evidencia
  • Deformación: Se va antes a la “erudición” de los libros que a conocer a las personas
  • Se necesita “Pericia”
  • Buena experiencia = seguir construyendo
  • Con/vivencia

Contextos: No sólo depende de las condiciones de la persona, sino de las posibilidades del entorno

Datos: Necesidad de avanzar en los indicadores, como las escalas en la calidad de vida: medir lo que se hace a partir de “roles naturales” ¿por qué no evalúan las personas que han pasado por el proceso?

Rol profesional:

  • Excelencia, ética y estimulación.: Las tres E del buen trabajo en contextos difíciles y tiempos de incertidumbre (Gadner)
  • Nadie le enseñó lo que se exige, hay que seguir construyendo
  • Ética, técnica y empatía: si no vales búscate otro trabajo.
  • Wolfensberger: 42 años ≠10 meses ¡No son niños!
  • Schwartz: sabiduría práctica = saber hacer y querer hacer lo que se debe hacer. Combinación de voluntad y habilidad moral
  • Si no estás preparado, prepárate, ¡es tu obligación!
  • Paulo Freire: humildad, amorosidad personas y profesión, valentía, tolerancia…

Preguntas y conceptos durante el coloquio

  • La dignidad del riesgo
  • “Andamio”: línea continua entre la sobre y des protección. El camino permanente que se realiza si quieres o te importa una persona (Ejemplo: no se trata de discapacidad, sino de sentido común, nadie pondría la lejía al alcance de un niño).
  • Entorno muy hostil a la incerteza. Negación sutil de la calle
  • Ser protagonista en y de tu vida: depende de los contextos
  • Familia: competencias para ir resolviendo
  • Momento bisagra: nos hace falta tiempo y recursos (pero también hay que saber aprovecharlos)
  • Historias admirables: aprender de quien lo hace bien
  • Lo normal y su tirania: etiquetas al entrar en el sistema

Esto es para empezar… ¡Queda por trabajar, mucho, estas notas!

Publicación original: Web de la película Máscaras

¿Economía social?

Posted Posted by APM in Blog, Educación     Comments No Comments
Oct
27

Cada vez se habla más de empresas de economía social pero al equipo de Máscaras no termina de convencernos, porque lo que se define por oposición o restricción no hace sino reafirmar el criterio dominante: el de la tiranía del mercado.

No parece probable volver al trueque como forma de vida así que va siendo hora de ir al fondo de los conceptos para cambiar las reglas. Cierto que no todo se soluciona arreglando algunas ventanas rotas, pero conviene ser conscientes de que es el ambiente, y no la propia personalidad, lo que determina en mayor medida muchos de nuestros actos.

¿Excesivamente individualistas? Sólo en parte. Se trata más bien del aislamiento provocado por la tendencia a sobrevalorar motivos personales internos en los demás infravalorando, por el contrario, motivos externos como el rol o las circunstancias para este mismo comportamiento.

Hablar de economía social es un eufemismo y en el fondo lo sabemos pero la disolución de los venenos no es sencilla porque lo que nos destruye siempre es sólido, sea interior o exterior. Porque ir «contra» alguien parece mucho más fácil para encontrar una motivación que «al lado de». Porque si tienes un enemigo siempre puedes decir que tus fracasos y problemas no son por tu culpa, sino porque alguien «te pone la pierna encima».

En la investigación que fuimos realizando en paralelo a la (larga) fase de edición de la película, nos encontramos con infinidad de datos y estudios que no hacían sino reforzar peligrosas teorías basadas en la caridad y el “buenismo”. La pregunta es: Si se están haciendo grandes esfuerzos para la integración… ¿qué falla? Nos centramos entonces en la palabra “valor”, y ahí colocamos nuestro punto de partida: ¿Por qué “valor” y “valores” tienen interpretaciones tan diferentes?

Aunque no nos guste reconocerlo, lo cierto es que valor y precio se han ido igualando en el imaginario colectivo a través de la propagación de lo que quiere ser pensamiento único, que cada vez se parece más al pensamiento cero. Pero esta lógica de lo mercantil hay que traerla al lugar que le corresponde así que empecemos por entender que el mercado no son sólo transacciones económicas sino un espacio social más amplio

Y como la intención es ir aportando para avanzar hacia las cuestiones de fondo, empezamos por recoger lo que creemos que debe ser la definición de empresa social:

Aquella cuyo objetivo central y declarado es la generación de un incremento sostenido y sostenible de riqueza y bienestar para la comunidad real en la que se asienta y desarrolla.

Esta no es una definición por sí. Incrementar la riqueza implica necesariamente producir, hacerlo de manera sostenida en el tiempo implica generar autonomía. Si el proyecto depende fundamentalmente en sus ingresos de una institución, una persona o una campaña de donaciones, habrá generado nuevas dependencias y aunque estas parezcan más confortables no se habrá generado riqueza sino simplemente se habrá distribuido un dinero con una excusa. Pan para hoy y hambre para mañana.

Frente a la dependencia de la dadivosidad de otros sólo hay una alternativa: acceder y tener éxito en el mercado, es decir, hay que generar valor, hay que producir eficientemente y hay que orientarse, comunicar y satisfacer a los consumidores.

La autonomía así conseguida es la medida y el medio de la empresa social, tome la forma jurídica que tome, sociedad cooperativa, sociedad anónima o incluso sociedad sin ánimo de lucro.

Publicación original: Web de la película Máscaras

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies