Posts Tagged / mercado

¿Avanzar?

Posted Posted by APM in Blog, Educación     Comments No Comments
May
3

Los costes (y las prisas) son la disculpa para la no-ética, al igual que el “entramado de la ley” hace tiempo que ha sustituido a la justicia, que no es lo mismo.

Las palabras “ética, justicia y costes” son cada vez más frecuentes en los discursos sin embargo, rara comparten frase, y mucho menos enunciadas en positivo.

Es posible avanzar y hacer las cosas mejor y de manera más ética y justa sin dejar de contemplar los costes

Aunque Proyecto Máscaras nos ha agudizado la reflexión sobre la “normalidad”, el día a día nos recuerda que se necesita una revisión amplia del concepto porque, a pesar de la ficción de pesadilla que protagonizamos, seguimos siendo una sociedad obsesiva con las normas, con la norma, con “lo normal: “es que no hay derecho”, “es que no es normal”.

ModernidadPero no hay marcos privilegiados de referencia ni patrones inamovibles, sólo ficciones que hemos creado para, como dice Manuel, sentirnos protegidos

Como no soportamos sentir que nuestra vida y la de los nuestros está por escribir y todo nos puede pasar, y como no soportamos ni la incertidumbre ni la propia vulnerabilidad, nos encanta dividir el mundo entre lo normal y lo anormal con sus características propias cada categoría.

Así a fuerza de construir con nuestras palabras una realidad de falsas certezas, de límites claros, sin matices, nos podemos situar la mayoría en el lado de lo normal (que es lo que único que somos capaces de imaginar como digno o como bueno). Y así, poder vivir algo más tranquilos.

Y debe ser también la rigidez de estos marcos la que nos impide encajar otros conceptos, como el de economía social o el de voluntariado, que no es otra cosa que “la voluntad de”. Curiosas paradojas agazapadas tras esta anárquica rigidez del individualismo de masas y la falta de voluntad que asfixia el deseo de cambio.

Publicación original: Web de la película Máscaras

La Asociación Proxecto Máscaras tiene como MISIÓN el desarrollo e impulso de proyectos que, tomando como base la potencia del audiovisual, fomenten la educación y la participación como medida para la innovación social, la ruptura de estereotipos sobre la normalidad y las capacidades de las personas, y la integración de la diversidad en el espacio público.

¿Sobredosis sentimental?

Posted Posted by APM in Blog, Educación     Comments No Comments
Nov
8

Hablábamos de audiovisual y decía Gonzalo que el tiempo es limitado y todo el mundo busca emociones. Y ponía como ejemplo a Coca-Cola “que hace una publicidad que es, dicho simplemente, entretenimiento para vender agua con azúcar y está dispuesta a ofrecer emociones para salir de la hiperabundancia y el ruido y no le importa que se remezclen o manipulen… incluso hasta en su contra. O, de momento, parece no importarles”.

Compartimos su interpretación sobre que el exceso de imputs nos está llevando a demandar otro tipo de escasez. Lo cierto es que empieza a dar la impresión de que esta constante oferta-búsqueda (o viceversa) de emociones bien pudiera parecer un refugio contra esa “ardua tarea de asimilar el conocimiento”.

El resurgimiento económico nos ha llevado al exceso de protagonismo de los números dejando que lo social y lo económico caminaran sin apenas puntos de intersección. Ahora, ante la evidencia de que las cuentas no cuadran, empieza a golpearnos el efecto péndulo al que se refiere la segunda ley de la dinámica de Newton: a toda acción le corresponde una reacción, lo que en dinámica de grupos se traduce como que a todo rol le corresponde un contrarol.

Este reactivo comportamiento, que resulta habitual en la etapa adolescente, parece indicar el grado de madurez social que aún nos falta porque el problema no es tanto la tendencia como la falta de horizonte en la mirada

un buen liderazgo es necesariamente adaptado a aquello que lidera o aspira a liderar, más allá de algunas generalidades que valgan en todos los casos; cuando esa realidad que hay que liderar aún no existe, sino que se está creando… muchas de las “reglas” sobre el liderazgo creo que hay que cogerlas con pinzas.

lo primero para un líder es que sepa interpretar la realidad que le rodea, de manera global, y creo que es verdad, y de hecho me parece un rasgo diferenciador entre unas y otras personas: el horizonte de la mirada.

Desde el principio hemos sido conscientes de que Máscaras podía ser presa fácil de la interpretación sensiblera, de ahí la necesidad de tomarnos el tiempo necesario para excavar y poner orden en lugar de aprovecharnos de tendencias y modas. Porque no hay que olvidar que “siempre vamos por detrás de aquellos cambios del entorno que despiertan la necesidad de que espabilemos” y, para poder avanzar es imprescindible trabajar la intención

… no nos podemos conformar con hacer muchas cosas, y hacerlas bien. Quiere decir que tenemos que poder nombrar con autenticidad el propósito que las guía; quiere decir que debemos tener la lucidez de identificar no sólo lo que nos motiva, sino lo que nos mueve; quiere decir detectar si somos prisioneros de los éxitos del pasado y de la repetición de pautas de comportamiento heredadas

Insistimos en que la creatividad es un fenómeno sistémico más que individual así que no hay manera de saber si una idea es valiosa hasta que pase por la evaluación social.

Gonzalo hablaba de nostalgia aplicada al cine y decía que parece que estamos cayendo en los defectos reconvertidos en ideología. Pues eso es lo que no queremos, aunque nos lleve más tiempo.

Publicación original: Web de la película Máscaras

La Asociación Proxecto Máscaras tiene como MISIÓN el desarrollo e impulso de proyectos que, tomando como base la potencia del audiovisual, fomenten la educación y la participación como medida para la innovación social, la ruptura de estereotipos sobre la normalidad y las capacidades de las personas, y la integración de la diversidad en el espacio público.

¿Economía social?

Posted Posted by APM in Blog, Educación     Comments No Comments
Oct
27

Cada vez se habla más de empresas de economía social pero al equipo de Máscaras no termina de convencernos, porque lo que se define por oposición o restricción no hace sino reafirmar el criterio dominante: el de la tiranía del mercado.

No parece probable volver al trueque como forma de vida así que va siendo hora de ir al fondo de los conceptos para cambiar las reglas. Cierto que no todo se soluciona arreglando algunas ventanas rotas, pero conviene ser conscientes de que es el ambiente, y no la propia personalidad, lo que determina en mayor medida muchos de nuestros actos.

¿Excesivamente individualistas? Sólo en parte. Se trata más bien del aislamiento provocado por la tendencia a sobrevalorar motivos personales internos en los demás infravalorando, por el contrario, motivos externos como el rol o las circunstancias para este mismo comportamiento.

Hablar de economía social es un eufemismo y en el fondo lo sabemos pero la disolución de los venenos no es sencilla porque lo que nos destruye siempre es sólido, sea interior o exterior. Porque ir “contra” alguien parece mucho más fácil para encontrar una motivación que “al lado de”. Porque si tienes un enemigo siempre puedes decir que tus fracasos y problemas no son por tu culpa, sino porque alguien “te pone la pierna encima”.

En la investigación que fuimos realizando en paralelo a la (larga) fase de edición de la película, nos encontramos con infinidad de datos y estudios que no hacían sino reforzar peligrosas teorías basadas en la caridad y el “buenismo”. La pregunta es: Si se están haciendo grandes esfuerzos para la integración… ¿qué falla? Nos centramos entonces en la palabra “valor”, y ahí colocamos nuestro punto de partida: ¿Por qué “valor” y “valores” tienen interpretaciones tan diferentes?

Aunque no nos guste reconocerlo, lo cierto es que valor y precio se han ido igualando en el imaginario colectivo a través de la propagación de lo que quiere ser pensamiento único, que cada vez se parece más al pensamiento cero. Pero esta lógica de lo mercantil hay que traerla al lugar que le corresponde así que empecemos por entender que el mercado no son sólo transacciones económicas sino un espacio social más amplio

Y como la intención es ir aportando para avanzar hacia las cuestiones de fondo, empezamos por recoger lo que creemos que debe ser la definición de empresa social:

Aquella cuyo objetivo central y declarado es la generación de un incremento sostenido y sostenible de riqueza y bienestar para la comunidad real en la que se asienta y desarrolla.

Esta no es una definición por sí. Incrementar la riqueza implica necesariamente producir, hacerlo de manera sostenida en el tiempo implica generar autonomía. Si el proyecto depende fundamentalmente en sus ingresos de una institución, una persona o una campaña de donaciones, habrá generado nuevas dependencias y aunque estas parezcan más confortables no se habrá generado riqueza sino simplemente se habrá distribuido un dinero con una excusa. Pan para hoy y hambre para mañana.

Frente a la dependencia de la dadivosidad de otros sólo hay una alternativa: acceder y tener éxito en el mercado, es decir, hay que generar valor, hay que producir eficientemente y hay que orientarse, comunicar y satisfacer a los consumidores.

La autonomía así conseguida es la medida y el medio de la empresa social, tome la forma jurídica que tome, sociedad cooperativa, sociedad anónima o incluso sociedad sin ánimo de lucro.

Publicación original: Web de la película Máscaras

La Asociación Proxecto Máscaras tiene como MISIÓN el desarrollo e impulso de proyectos que, tomando como base la potencia del audiovisual, fomenten la educación y la participación como medida para la innovación social, la ruptura de estereotipos sobre la normalidad y las capacidades de las personas, y la integración de la diversidad en el espacio público.

Marketing y comercialización audiovisual

Posted Posted by APM in Blog, Innovación     Comments No Comments
Oct
19

“Un futuro que xa é presente”

Este era el título de la jornada organizada el pasado martes por Agapi y allí estuvimos, parte del equipo de Máscaras, para escuchar. Pero ese futuro del que tanto llevamos hablando parece ya un poco encorsetado en definiciones porque se divaga demasiado sobre el “hay que” mientras el “cómo” se sigue mostrando escurridizo.

La jornada se organizaba en torno a dos ejes sin duda importantes: la monetización de contenidos y los canales de distribución. Dos aspectos fundamentales cuya forma de abordarlos se nos antoja estrecha si no se supera la rigidez del concepto sectorial. Y mucho menos si se pone el empeño en lo nostálgico del cine, algo no superado incluso en las propias facultades de Comunicación Audiovisual.

Curiosamente, esa apertura de miras no siempre se encuentra en la gente más joven como cabría esperar, así nos encontramos a un rupturista Pancho Casal con su ejemplo de pescaderías 2.0, y hablando de cómo manejar la rentabilidad de lo gratuito y de preparar “un plan de surf con un story telling en twitter”, mientras parte del alumnado se parapeta en un pasado que ya es historia:

La mejor manera de proteger una idea es contársela a todo el mundo. Te la van a copiar en cualquier caso pero al menos se sabrá que fuiste el primero.

Porque esa es una de las claves: “Hazlo, a ver que pasa”. Incluso “hazlo y pasará”. En todo caso, el objetivo de un Plan es ver como el contenido se transforma en “enséñame la pasta“. Muy gráfico siempre Pancho.

La segunda mesa resultó especialmente interesante por la intervención de Juan Carlos Tous, de Filmin. Llevan ya unos cuantos años experimentando y haciendo para materializar ese futuro que en este país tanto se retrasa y la fotografía que muestra es muy clara: No hay términos medios, o “muchos pocos” o “pocos muchos”. La estructura de ventanas terminará por desaparecer por lo que es urgente desterrar el “mito del estreno”. Y es una decisión que no se puede dejar en manos de otros, el que produce y financia es quien tiene que decidir.

Como corresponde a quien habla desde la reflexión que viene de la experiencia, de las experiencias mejor dicho, sus afirmaciones son rotundas . Y una de ellas nos llamó especialmente la atención: “No esperes a tener la financiación, ponte a hacerlo y enséñalo”. Hay momentos en los que no queda más remedio que utilizar la “táctica PH” (a puro huevo).

Juan Carlos lo tiene claro, compartir en Internet no es dividir sino multiplicar, algo que hay que tener muy claro para romper con la tiranía de la tradición y diseñar la estrategia, aunque luego te encuentres con anécdotas como que twitter se colapsa, como le ocurrió a Nacho Vigalondo con su retransmisión simultanea. Y por supuesto, el nuevo paradigma del momento, Carmina o revienta, cuyo marketing de lanzamiento se centró entorno a la ruptura del modelo de distribución. Se agradece la transparencia y claridad de su exposición.

Son buenos ejemplos, junto con El Cosmonauta, de lo que se puede hacer, pero no es fácil. Como decía Zaza Ceballos, que coordinaba esta mesa, seguimos queriendo hacer productos no convencionales ligados al mercado tradicional. Y es que pagar las nóminas y recorrer nuevos caminos al mismo tiempo no es fácil, pero no queda más remedio que aprender haciendo, bien lo sabemos con nuestra experiencia de Máscaras.

Publicación original: Web de la película Máscaras

La Asociación Proxecto Máscaras tiene como MISIÓN el desarrollo e impulso de proyectos que, tomando como base la potencia del audiovisual, fomenten la educación y la participación como medida para la innovación social, la ruptura de estereotipos sobre la normalidad y las capacidades de las personas, y la integración de la diversidad en el espacio público.

Abriendo puertas: “La realidad (más) real”

Posted Posted by APM in ¡Invita al cine!, Blog     Comments No Comments
Oct
26

Audiovisual: Arte y transformación

En este punto nos tiene el (esperado) final del Proyecto Máscaras: organizando miradas, entendiendo lo que descubrimos, poniendo orden en lo que “aprendimos haciendo”…

Sabíamos que era un proceso abierto, pero no hasta que punto. Las claves iniciales, se nos quedaron cortas… y nos dimos cuenta e que tocaba abordar la siguiente parte del proceso, la de poner encima de la mesa las preguntas y las propuestas.

Lo sabíamos, pero se hizo más evidente cuando nos entrevistaron para Empresa y Finanzas, así que tras disfrutar de todo el proceso artístico, ahora estamos en pleno entusiasmo sorprendiéndonos y aprendiendo de la transformación propia que queremos, y debemos, compartir.

Algo se refleja en este reportaje, pero es sólo una pequeña parte. La diversidad no es una palabra, es un proceso de descubrimiento de la(s) realidad(es) que se nos escapan en la rigidez de “lo normal”.

Publicación original: Web de la película Máscaras

La Asociación Proxecto Máscaras tiene como MISIÓN el desarrollo e impulso de proyectos que, tomando como base la potencia del audiovisual, fomenten la educación y la participación como medida para la innovación social, la ruptura de estereotipos sobre la normalidad y las capacidades de las personas, y la integración de la diversidad en el espacio público.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies