Posts Tagged / innovación

La innovación es POSIBLE: Talento sobre ruedas

Posted Posted by APM in Blog, Proxecto Máscaras     Comments No Comments
May
15

La horrible noticia por la que llegué a Amos Winter hablaba de caridad, no de innovación. Pero esto es Internet, sólo hay que querer saber. La exposición en el TED me resultó tan interesante desde múltiples aspectos que he tomado amplias notas que comparto por si a aguien le resultan de interés.

Resulta que se trata de un ejemplo de proceso de innovación exitoso, y en un sector (marginado) que no había cambiado en cientos de años. Y no sólo de producto, porque empieza y termina en el usuario, involucra a la economía local y establece lazos comerciales globales, incrementando el potencial de generación de riqueza y nuevos desarrollos.

Amos Winter comenzó a observar las sillas de ruedas en países en desarrollo en el año 2005 cuando pasó un verano evaluando el estado de la tecnología en Tanzania y… a su mente de ingeniero le extrañó que no existieran dispositivos adaptados a las zonas rurales. Entonces pensó que tenía que hacer algo al respecto (“hacer algo”, no poner unas fotos en una “red social”).

TalentoSobreRuedasLo que hizo fue detectar un problema y empezó analizando en la tecnología conocida y cercana: las marchas de la bicicleta, que permiten adaptarse y hacer frente al terreno. Había ya un par de productos en EEUU pero el precio era una barrera insalvable. Se puso manos a la obra y empezó por hablar con grupos de personas con discapacidad, usuarios y fabricantes de las sillas de ruedas.

En su exposición en la charla del TED define el problema y el marco de limitaciones al que tuvo que enfrentarse, porque el objetivo era que el producto pudiera tener una “larga vida útil”: resistente para trayectos largos y continuados, por terrenos diferentes y en muchos casos abruptos y, al mismo tiempo, lo suficientemente manejable para poder ser usada en interiores: trabajo, casa, escuela… Es decir, la posibilidad de vivir.

Y que pudiera repararse con herramientas, materiales y conocimientos disponibles. Es decir, tecnología accesible.

Problema: ¿cómo crear una herramienta simple que aporte una gran ventaja mecánica?

Como sucede con las soluciones simples, a menudo la respuesta es evidente y para nosotros fue la palanca. Lo importante de este caso es que “la persona es la máquina compleja del sistema”

Fueron capaces de combinar rigurosa ingeniería y análisis con un diseño centrado en el usuario, con cuyo examen y opinión volvieron sucesivamente a la mesa de trabajo

Destaca como lección importante que las limitaciones en el diseño realmente impulsan la innovación:

  • Tenía que alcanzar un coste realmente bajo
  • Conseguir que la silla fuera útil en diferentes tipos de terreno, a la vez que en interiores
  • Tenía que ser lo suficientemente simple para repararla

Acabaron consiguiendo un producto en esencia nuevo, una innovación en un sector que no había cambiado en cientos de años.

Es decir, innovación sí, caridad y falsos sentimentalismos nunca.

Publicación original: Web de la película Máscaras

¿Avanzar?

Posted Posted by APM in Blog, Educación     Comments No Comments
May
3

Los costes (y las prisas) son la disculpa para la no-ética, al igual que el «entramado de la ley» hace tiempo que ha sustituido a la justicia, que no es lo mismo.

Las palabras «ética, justicia y costes» son cada vez más frecuentes en los discursos sin embargo, rara comparten frase, y mucho menos enunciadas en positivo.

Es posible avanzar y hacer las cosas mejor y de manera más ética y justa sin dejar de contemplar los costes

Aunque Proyecto Máscaras nos ha agudizado la reflexión sobre la «normalidad», el día a día nos recuerda que se necesita una revisión amplia del concepto porque, a pesar de la ficción de pesadilla que protagonizamos, seguimos siendo una sociedad obsesiva con las normas, con la norma, con “lo normal: “es que no hay derecho”, “es que no es normal”.

ModernidadPero no hay marcos privilegiados de referencia ni patrones inamovibles, sólo ficciones que hemos creado para, como dice Manuel, sentirnos protegidos

Como no soportamos sentir que nuestra vida y la de los nuestros está por escribir y todo nos puede pasar, y como no soportamos ni la incertidumbre ni la propia vulnerabilidad, nos encanta dividir el mundo entre lo normal y lo anormal con sus características propias cada categoría.

Así a fuerza de construir con nuestras palabras una realidad de falsas certezas, de límites claros, sin matices, nos podemos situar la mayoría en el lado de lo normal (que es lo que único que somos capaces de imaginar como digno o como bueno). Y así, poder vivir algo más tranquilos.

Y debe ser también la rigidez de estos marcos la que nos impide encajar otros conceptos, como el de economía social o el de voluntariado, que no es otra cosa que «la voluntad de». Curiosas paradojas agazapadas tras esta anárquica rigidez del individualismo de masas y la falta de voluntad que asfixia el deseo de cambio.

Publicación original: Web de la película Máscaras

“No tengo ni la más remota idea” (Sugata Mitra)

Posted Posted by APM in Blog, Educación     Comments No Comments
Mar
18

Ya nos había entusiasmado en su día el Ted en el que Sugata Mitra relataba la experiencia del «agujero en la pared» porque su propuesta, sobre la posibilidad de una educación alternativa en base a la auto-organización del aprendizaje, aportaba contexto a nuestro Proyecto Máscaras.

Su punto de partida (Nueva Delhi, 1999) fue muy simple: hicieron un agujero en la pared que separaba su oficina de un tugurio, empotraron un ordenador con conexión a Internet y altavista.com (¡que tiempos!) y lo dejaron ahí… Niños y niñas de todas las edades se fueron acercando y, aunque no entendían el idioma ni sabían manejar ordenadores, las cosas empezaron a suceder.

Cuando lo escuchamos, Máscaras estaba en proceso de edición y, excepto para el director, era una incógnita para todos. Sin embargo, el proceso vivido a lo largo de tres años nos permitía identificarnos con dos de las conclusiones de la experiencia de Sugata:

  1. Los valores se adquieren, la doctrina y el dogma son impuestos. Son mecanismos opuestos
  2. El aprendizaje es muy probablemente un sistema auto-organizado

Con la primera versión de la peli acabada, hace ahora poco más de un año, nos dimos cuenta de que no sabíamos qué hacer y que, ajenos a las peculiaridades del sector, habíamos cometido un terrible pecado: la osadía de haberlo financiado y sacado adelante con nuestros propios medios. Pero eso no toca ahora, nos va a gustar «recrearnos en el relato». Y lo haremos pronto.

Lo cierto es que, como «no teníamos la más remota idea» de por dónde seguir, nos concentramos en lo hecho y en los hechos, escuchando y observando con interés cada palabra, cada reacción, cada matiz que nos iban transmitiendo en los pases privados. Así fue como llegamos al prototipado de la experiencia de lujo del pasado 8 de junio en el que la evaluación social se reveló como la auténtica estrategia a seguir porque…

No hay manera de saber si una idea es valiosa hasta que pase por la evaluación social. Por eso, la creatividad no es algo sucede dentro de la cabeza de la persona sino en la interacción entre los pensamientos de la persona y el contexto sociocultural. Es un fenómeno sistémico más que individual.

Pero volviendo a Sugata Mitra, a pesar de las buenas intenciones no habíamos seguido la pista a su experiencia así que nos alegramos mucho cuando Manuel Calvillo lo colocó de nuevo en primera línea. Por un lado porque nos reafirmó en que cuando crees en lo que haces, hay que buscar los recursos como sea para que la experiencia no quede en anécdota. Por otro, el más importante, que cuando la posibilidad va abriéndose camino no se la debe puede detener. Algo que empezamos a entender a finales del año pasado cuando la potencia de Calcetin(e)s se reveló contra nuestra miopía y empezó su propio recorrido.

¿En qué punto estamos ahora? Pues en que aunque Máscaras es el pilar fundamental del proyecto, ha tenido que ceder el paso al nuevo e interesante punto de partida que ha cambiado nuestras prioridades. En Máscaras están las respuestas, pero antes hay que ocuparse de otros canales para que se pueda generar el contexto para la sorpresa y las preguntas 🙂

Por eso nos entusiasmamos cuando Sugata echaba mano de «su nuevo modelo pedagógico aprendido» y respondía a las preguntas de una de las niñas que experimentaban: «¡No tengo ni idea!. Y además me voy». Estamos en la era del conocimiento obsoleto pero hay algunas cosas que ya vamos sabiendo sobre el futuro del aprendizaje: El viaje es la excusa. Como dice nuestro dire:

Es sencillo… coger un punto de partida, potenciar los elementos y… dejar que suceda

En palabras del propio Sugata: «El estímulo parece ser la clave: No se puede hacer que el aprendizaje ocurra. Se trata de dejar que suceda»

Publicación original: Web de la película Máscaras

Cine e educación. O camiño da integración pola naturalidade

Posted Posted by APM in ¡Invita al cine!, Blog     Comments No Comments
Ene
23

La vida tiene su particular forma de ironizar sobre lo que hacemos y lo que queremos, como le toca comprobar al director de Máscaras y de Calcetin(e)s que, acostumbrado a dirigir y narrar tras las cámaras, se ha convertido en su principal objetivo. Es lo que tiene hacer cosas diferentes, que se convierten en un nuevo punto de partida.

Juan Granados ya lo advirtió en el Pase Especial del 8 de junio tras quedar enamorado de los valores humanos y los valores educativos: «Desde luego estoy intentando convencerlos para que me proporcionen material para poderlo difundir en la revista de la Consellería, para eso estamos aquí precisamente».

Pero lo grande del Proyecto Máscaras es que crece con cada mirada y con la reflexión que va generando en el tiempo. Que no se puede encorsetar porque su riqueza está en la naturalidad en la que se van tejiendo las historias en torno a las conversaciones, como ocurrió en la película. Por eso el interés educativo desde el entorno institucional también merecía ese tiempo de tranquilidad que comentaba Javier Tamarit:

Todo es tan rápido que lo importante no arraiga. No sé dónde queda el tiempo de la tranquilidad para la reflexión, la tranquilidad de la convivencia con independencia de las diferencias y la diversidad.

La entrevista está recién publicada en la web de la consellería pero fue grabada antes de navidad. Como dato anecdótico decir que, en paralelo a esta reflexión más intelectualizada de los conversadores, el corto empezaba a reclamar independencia y recorrido propio: una pieza del puzzle pedía ser recolocada. Ahora Calcetin(e)s tiene su espacio porque quieren ser, son, actores EN la vida pública.

Pero esto es merece reflexión aparte, ahora simplemente dejar registro de algunas anotaciones que nos están ayudando a dibujar caminos que tan sólo intuíamos. Por cierto, que en su faceta de investigador y escritor, Juan acaba de publicar un libro sobre el Napoleón más íntimo.

Algunos subrayados sobre la conversación

Enamorado de los actores y de su talento, a Juan le interesaban especialmente tres aspectos: la integración por la naturalidad, el potencial educativo como metodología y la ausencia de moralina. Además de la calidad artística, claro.

J.G.: Miguel, que para mí es claramente un nuevo Buster Keaton… un individuo que con los ojos lo dice absolutamente todo… parece que está perdonando la vida con la mirada. Y Manolo, a mí me gustaba especialmente el nivel de implicación que tenía. Me da la sensación de que estas personas no son las mismas antes, que era a donde yo quería llegar desde el punto de vista educativo, que después del Proyecto. Es decir, cuando vieron la utilidad de las cosas que hacen se mostraron tremendamente creativos, porque tanto Miguel como Manolo eran tremendamente creativos, con las trampas entre ellos incluidas.

J.G.: (…) demuestra que hay una evidente mejora de la autoestima de las personas que trabajan y aprenden a conocerse mejor, a trabajar mejor, a interactuar con la gente mal llamada “normal”. En ese sentido, pienso que es el camino que seguramente a los lectores de la Revista Galega do Ensino les gustaría ver, cómo experiencias de este tipo pueden ayudar a lo que llamamos, con palabras muy grandilocuentes a veces, “integración”. Veías allí más bien una suma de capacidades que realmente una película sobre discapacidad. ¡Esa es la grandeza del proyecto!

I.G.: El primer enfrentamiento entre diferentes capacidades surge en el propio equipo que está en la película, en el propio grupo de trabajo, tanto los que están delante de las cámaras como los que están detrás. Entonces yo creo, francamente lo creo, que eso se contagia luego a lo que sale en la película. Las primeras jornadas de grabación digamos que aún existía un cierto paternalismo por parte de los que estaban tras las cámaras, pero eso va desapareciendo, Entonces los propios protas de la película lo perciben y ya se van descolgando de los clichés que ellos mismos pueden manejar en un momento dado para defender “su posición”. Pero era un tema muy complejo, yo tampoco pedía pretender aquí reinventar la pólvora ni nada por el estilo.

J.G.: Yo no sé si estaba muy trabajado pero antes pero no lo percibo. Quiero decir que ese camino de integración por la naturalidad, por la libertad de acción, a mí me parece que es un éxito extraordinario y tal vez se puede llegar a que ese tipo de experiencias se pudieran hacer, a pequeña escala, en los centros educativos de Galicia, y que los maestros se pudiesen implicar en este tipo de cuestiones. El camino a la integración sería mucho más sencillo.

J.G.: Porque a base de la naturalidad, de dar responsabilidad a quien nunca la tuvo… Me parece que es un éxito de la película y, de hecho, al final me hacia mucha gracia porque tanto Miguel como Manolo iban “sobrados”. Se ve como al principio decían “en fin, ¿que hago aquí?”, pedían permiso, eran como niños… y al final eran unos tipos grandísimos.

Entrevista para a Revista Galega do Ensino (EDUGA) from enimaxes.com on Vimeo.

Publicación original: Web de la película Máscaras

Las grandes trampas del tiempo

Posted Posted by APM in Blog, Proxecto Máscaras     Comments No Comments
Ene
2

Existe una incapacidad manifiesta en el ser humano para entender el tiempo. Su medida es absolutamente subjetiva, atiende a fines, se ve alterada por diversas causas, y, pese a todo, obedece a un protocolo asumido por la inmensa mayoría de la Humanidad.

Un ejemplo sencillo de las grandes trampas del tiempo son los programas de cocina. El día en que quisimos aprender una receta viendo la tele caímos en la espiral de la indeterminación cronológica (o cronográfica): un programa que se emite en una franja horaria determinada, que tiene una duración concreta, y que nos pide invertir una cantidad de minutos improcedentes para pochar la cebolla cuando ellos lo van a resolver con una simple elipsis temporal. En este momento hemos comprado y asumido el fraude: querremos preparar ese plato, pero no seremos conscientes del tiempo y del esfuerzo: el coste de aprendizaje.

La siguiente vez costará menos, siempre que en esta primera se consiga algo comestible, claro, pero ya no tendrá la magia de haber sido capaces de prepararlo y puede, incluso, que pase a convertirse en algo automático cuando lo realmente interesante es asumir el proceso como un paso más.

Máscaras, la película, no nació hace tanto tiempo: lo hizo en el momento adecuado. No quizás en la coyuntura mundial, pero nuestra historia atendía a un grupo de personas, y de ellas dependía, en esencia, su fuerza.

Pero mientras Máscaras comenzaba a tomar cuerpo, en el día a día de su propio desarrollo, se fue dibujando la auténtica dimensión de Proyecto. Sin embargo, el proceso de creación de la película reclamó su propia voz. Era lógico que esto sucediera: la realidad esta viva, y no se puede ceñir los márgenes establecidos.

La película ahora es una pata de la realidad del Proxecto: se ha meditado y se ha pulido para que ejemplifique la promesa de su eslogan, «la historia de un reto». Pero Proxecto Mascaras tiene en este momento muchas más patas, caminos que se han ido haciendo visibles en el ultimo año, que han demostrado que la(s) realidad(es) de Mascaras pide(n) abrir esas vías.

El Proxecto Mascaras tiene nombres de personas, porque son personas. Les dimos la oportunidad que no suelen tener, la de que nos hablaran, y ahora quieren que mucha mas gente les preste atención, porque tienen mucho que decir. En forma de película, corto y a saber qué.

Allá vamos.

(la nota de la foto es de Eva que se ha puesto manos a la obra en la cocina inspirada por el regalo de #galleteando)

Publicación original: Web de la película Máscaras

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies