Posts Tagged / Consello asesor

Lo que quiera que sea la normalidad… Manuel Calvillo #ConselloAsesor

Posted Posted by Manuel Calvillo in Blog, Consello Asesor     Comments 2 Comments
May
22

Psicólogo de profesión y aprendiz artesano de vocación. Mis primeros años como profesional los dediqué de lleno a trabajar como psicólogo clínico, siempre con un base en la psicología del aprendizaje y el análisis funcional de comportamiento humano. Me interesan más las funciones del comportamiento que sus causas y prefiero el contexto, los relatos y las biografías a la mente y a las etiquetas con las que tramposamente se explica lo que quiera que sea la normalidad. Aquella experiencia como psicoterapeuta, a la que aún hoy me dedico, habría de ser con los años clave para afrontar mi posterior trabajo como consultor y formador, que hoy ocupa la mayor parte de mi tiempo..

Rondaba el año 2000 cuando comencé a trabajar en FEJIDIF (federación provincial de las personas con discapacidad) y otras entidades del tercer sector, y por tanto a trabajar con y para personas con diversidad funcional y en riesgo de exclusión social. En esta época la discapacidad se diluía, se vaciaba de adjetivos y definiciones para llenarse de nombres propios, de verbos y relatos. Fueron buenos años para observar las trampas del lenguaje, para descubrir la tiranía de la normalidad (también la de la heroicidad), para aprender que la clave no está en normalizar la diversidad, sino en diversificar la normalidad y para comprobar que sólo existen dos tipos de personas: las que tienen una discapacidad y las que aún no han descubierto la suya.

A “Máscaras” llegué gracias a Paz Domínguez Ara, debía de ser el año 2102. “Mascaras” comienza siendo cine en mayúsculas pero, como buen Caballo de Troya, una vez dentro nos conquista y se nos muestra como una estupenda metodología y una gran lección que, sin quererlo, nos desvela la impostura de muchos titulares sobre igualdad, a veces ignorantes, a veces interesados. “Mascaras” nos enseña que el futuro de la inclusión, antes que en el condicional de las intenciones, se conjuga en el gerundio del compromiso: haciendo, participando, observando, probando, grabando, trabajando codo con codo y unos al lado de otros.

El “Proxecto Máscaras”, más allá de toda su carga de arte, de cine, de innovación, de pedagogía y de compromiso social, tiene una gran fuerza psicológica a nivel individual y colectivo. Facilita un público y un escenario a todas las personas que en él participan (sin estos dos elementos, ni el reconocimiento como individuo ni como ciudadano son posibles), y esto les otorga el privilegio de ser actores de la vida pública. Y a la vez que actores, el “Proxecto Máscaras” les permite ser autores del guion que han de representar, guion que irán transformando con su propio actuar. Cuando se desvanecen las dudas sobre la trama de nuestras vidas y cuando resolvemos el conflicto entre esa doble condición de actores y autores de dicho guion que todos deseamos, nos situamos en un contexto vital y psicológicamente sano, donde cosas inesperadas comienzan a suceder. Esas son las coordenadas en las que el “Proxecto Máscaras” sitúa a sus protagonistas y a todos los alumnos que en él participan. Y eso no solo es bueno, además es justo, transformador y socialmente saludable.

Personalmente siento, que es un auténtico lujo y un honor estar en el Consello Asesor y ser parte de este proxecto, que es cine, que es inclusión, que es aprendizaje, que es innovación y que nos enseñar a ser a(c/u)tores de la vida misma.

Conselleiro asesor. Psicólogo especialista en consultoría relacional y de la formación para desarrollar personas y fortalecer equipos de trabajo. Expeto en el diseño e imparto proyectos formativos, inclusión social y elabororación de materiales didácticos.

El no viaje

Posted Posted by Manuel Calvillo in Blog, Consello Asesor     Comments No Comments
Abr
13

 

A veces la belleza nos pisa los talones, y nosotros, ensimismados, no nos dejamos atrapar. Podemos observarlo paseando por algunas ciudades, ante el horizonte de la Alhambra o a la sombra del Coliseo, entre las callejuelas del Albayzín o las del Trastévere.

La relación entre el paisaje y la mirada del visitante transforma a veces los lugares en no lugares, los espacios relacionales y los lugares practicados en conquistas para Instagram sin mayor satisfacción ni expectativa que el numero de likes a conseguir.

Algunas ciudades, sus maravillosos barrios y monumentos, ya no son viajes en el tiempo, espacios existenciales de una experiencia de relación con el mundo y su historia. Ahora son escenarios para un selfie en el que la naturaleza del espectáculo no pareciera importar demasiado, donde el verdadero espectáculo fuese el propio individuo, espectador de sí mismo, creador y protagonista de su propia escena.

Y así pasan estos monumentos de lugares a no lugares, de espacios de conocimiento a espacios de reconocimiento de un yo arrogante, encantado de (re)conocerse a sí mismo, y tal vez tan ignorante como antes de comenzar el no-viaje.


Publicación original: Laboratorio

Conselleiro asesor. Psicólogo especialista en consultoría relacional y de la formación para desarrollar personas y fortalecer equipos de trabajo. Expeto en el diseño e imparto proyectos formativos, inclusión social y elabororación de materiales didácticos.

¡Siempre es la confianza!

Posted Posted by Iago Graña Menduiña in Blog, Consello Asesor     Comments 1 Comment
Mar
30

La película Máscaras para mi labor profesional fue un regalo, una herramienta que me ayuda a comunicar y a difundir un mensaje que hace años intento transmitir a todas aquellas personas que se interesan por el ámbito del ocio y la discapacidad intelectual y a alumnos y alumnas que se forman en la rama de los servicios sociocomunitarios.

Mi empeño es presentar a la persona con discapacidad como ciudadanx plenx, sujeto de derechos y de deberes, con grandes potencialidades y que tiene mucho que aportar a su entorno.

Repito una y otra vez que para conseguir la plena ciudadanía las personas con discapacidad necesitan que confiemos en sus posibilidades y les exijamos de acuerdo a sus capacidades. Si les mostramos confianza real y les exigimos que cumplan con sus compromisos y obligaciones nos encontraremos personas muy capaces.

Máscaras es la historia de cómo se desarrolla un proyecto audiovisual que es compartido con personas con diferentes capacidades; una dinámica de trabajo que es aplicable a cualquier otro tipo de proyecto.

La historia que se nos presenta en la pantalla nos permite observar y comprender como evolucionan las dinámicas de grupo a medida que las personas (con sus distintas capacidades) asumen su papel y se comprometen con él. Esta evolución tiene el único fin posible cuando las relaciones son sinceras y respetuosas y cada miembro del grupo asume su rol; un grupo de trabajo coordinado, compensado y eficiente; en el que cada persona encuentra un lugar en el que desarrollar sus capacidades y aportar valor al grupo.

Por fin pude disponer de un documento audiovisual que apoye las palabras con las que transmito este mensaje a través de anécdotas y experiencias. Y nada mejor que la potencia del CINE para mostrar cómo cada persona puede tener su papel en un proyecto que le resulte interesante.

Quiero transmitir mi agradecimiento a todas las personas que han participado en este proyecto y en otros proyectos que siguen esta metodología.


Publicación original: Web de la pelícual Máscaras

Conselleiro asesor. Director de Ocio de Aspronaga y profundamente implicado, profesional y personalmente, no sólo en el día a día, sino en todo lo que signifique explorar e impulsar nuevos caminos hacia una sociedad normalizada.

Proxecto Máscaras, paso adelante – Julen Iturbe #ConselloAsesor

Posted Posted by Julen Iturbe in Blog, Consello Asesor     Comments No Comments
Mar
23

Hace unos meses, 8 y 9 de junio , estuve en A Coruña asistiendo a Un Día de Cine, evento de puesta en valor del proyecto Máscaras, y también a la primera reunión del consejo asesor de la asociación creada a su alrededor. Fueron momentos bonitos. El evento sirvió para reconocer el trabajo realizado y la apuesta por poner en el centro a quienes han sido protagonistas, desde puntos de vista diferentes, del nacimiento de esta producción audiovisual reconvertida en proyecto poliédrico en tanto que une inclusión, pedagogía, cine, capacidades y no sé cuántas cosas más.

Además de que Manel Muntada, compañero en el consejo asesor de la asociación, y yo fuéramos inmortalizados en una fotografía que nos puede dar alas en el mundo de la farándula al más puro estilo Tip y Coll (risas), estar allí metido con quienes han hecho posible Máscaras, Calcetines o el último rodaje en Calasancias supone una bocanada de aire fresco. En el fondo creo que se trata, ahí es nada, de colocar un contexto donde cada cual sea capaz de mostrar sus capacidades.

Sean niñas y niños, sean personas clasificadas por el sistema como “con discapacidad intelectual” o simples humanos, la cuestión es hurgar en lo que cada cual sabe hacer. Que personas discapacitadas tomen contacto “profesional” en un rodaje para aportar su experiencia a otras que se inician con las cámaras y los guiones es, desde luego, desafiante. Y es que cada cual, a partir de nuestras potencialidades, solo necesitamos a otras personas a nuestro lado dispuestas a aprender.

Suelo decir que el mejor predictor de éxito en cualquier formación clásica es la motivación de quien quiere aprender. Nada más poderoso. El reto tiene que ver entonces con diseñar un contexto que favorezca que lo que tenga que suceder, suceda. Y ahí quien quiera estar, a escena. Es la regla: querer ser protagonista es un excelente predictor de éxito.

Por su parte, en la reunión del viernes nos juntamos parte de quienes componemos el consejo asesor de la asociación de Máscaras. Revoloteó todo el tiempo la necesidad de conformar una oferta que incluya: audiovisual, capacidades, inclusión, protagonistas, didáctica, pedagogía, cine. Hablamos de buscar un común denominador que surja de esas inquietudes y construir un relato que quizá deba encontrar también su formato audiovisual para comunicarlo como corresponde.

Importa que este tipo de propuestas encuentren los resquicios para percutir en el sistema y abrir vías de agua en él. Es necesario encontrar compañeros de viaje, entidades y personas que busquen estimular aquello que a veces llevamos escondido. Un rodaje, un guión, una puesta en escena: la disculpa para asumir roles mediante los cuales ser personas y crecer. Hasta donde sea posible, hasta donde el contexto lo favorezca.

Seguramente sabréis más de este proyecto en futuros artículos de este blog. Nace una colaboración que no soy capaz de saber hasta dónde llegará ni con qué intensidad. El tiempo lo dirá.


Publicación original: Consultoría Artesana en Red

Conselleiro asesor. De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Consultor artesano experto en empresa abierta y procesos de transformación de las organizaciones. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

La máscara de Eva

Posted Posted by Mª José Barroso in Blog, Consello Asesor     Comments No Comments
Mar
16

Eva se acomoda siempre en la silla con las piernas juntas y los brazos sobre el regazo. Se apoya en el respaldo, pensando, o se inclina hacia adelante, escuchando, mientras atiende a lo que sucede a su alrededor. Y sonríe. Sus compañeros comentan el proyecto que tienen entre manos, aportando ideas y revelando sus gustos. Ella calla. Hará lo que digan los demás y lo que digan estará bien hecho. Se deja llevar mientras guarda sus propios pensamientos. Los mantiene bien arropados entre sus brazos, siempre entrelazados, siempre acogedores. Si le preguntan directamente, eleva una mirada cauta de ojos oscuros y pícaros. La sonrisa amplia y dulce. El cabello oscuro y tirante, perfectamente recogido en una coleta. Las manos, pequeñas y fuertes, apenas se separan del cuerpo. Si tiene que poner alguna objeción, responde tímida, pero con contundencia. Las respuestas parecen estar escritas en sus manos porque se mira el dorso y la palma y repasa los dedos uno por uno, mientras sus palabras salen suaves de su boca. Esas manos podrían ser las guardianas de su fortaleza, la que protege siempre con sus brazos, la que mantiene a salvo de otros. El misterio de lo que jamás desvelamos es lo que nos hace especiales y únicos. Como todos los demás.

Su abuela le contaba cuentos para dormir cuando era pequeña y de allí comenzaron a fluir las historias que ahora disfruta viendo y representando en el teatro. Va a hacer un corto y tendrá que decir las palabras escritas por otros, expresar sentimientos nuevos y crear escenas que hará suyas, con esfuerzo, tesón y voluntad. Será ella y otra. Entonces no podrá cruzar los brazos sobre el regazo, ni podrá arroparse con el anorak, estirando su cuello para taparse medio rostro. “Repite. Empújale otra vez, más fuerte”, dice el director. Y ella lo hace. Abre por fin los brazos, los separa y los coloca sobre los hombros de su compañero cumpliendo las instrucciones. Y sonríe.

El resultado lo saborea el día que se proyecta la película. Ante un auditorio admirado y entregado, promete que la próxima vez lo harán mejor y, al final, las lágrimas rebosarán en sus ojos, protegidas por la oscuridad de la sala, reclamando el protagonismo de la emoción tan difícil de contener, incluso para ella, tan acostumbrada.

A su lado, Manolo sonríe satisfecho, con su gran esfuerzo recompensado. Activo, vital, voluntarioso, con ganas de todo, ha conseguido el gran reto, ya sin nervios, ya con el orgullo de demostrar lo que vale. Igual que el joven Miguel, espontáneo, inquieto y divertido. Miguel habla con sus ojos inmensos y todos le entienden aunque no articule bien las palabras. Y como premio sonríe, igual que Eva. Y entonces lo difícil es contener las ganas de abrazarles.

Amparo también estuvo junto a ellos, compañera de risas, dicharachera y extrovertida, siempre con un comentario a punto y el ánimo intacto. Igual que Mireya, imposible de olvidar por su personalidad y empuje. Es la voz profunda, ronca, susurrante y firme. La voz que habla claro y sabe lo que quiere. “No somos tontos”, dice segura. “Que la gente así, como nosotros, con problemas, podemos hacer cosas Que somos iguales que los demás.”

Este post está inspirado en los protagonistas del corto “Calcetines” y el largometraje “Máscaras”, donde se muestra cómo se rodó el corto, día a día, con muchas ganas, sorteando dificultades y superándolo todo entre risas y camaradería, por parte de un grupo de discapacitados intelectuales. Ellos querían demostrar su normalidad y lo consiguen. Pero además demuestran una mezcla de coraje y ternura impagable.

Y tras verlos pienso que, tal vez, en demasiadas ocasiones, la “supuesta” inteligencia de la que hacemos gala, solo sirva para coartar emociones, encarcelar sentimientos, inventar prejuicios, limitar sensaciones, fingir actitudes, y enmascarar la humanidad que todos, por igual, llevamos dentro.

Enhorabuena por su gran trabajo a Iago González, Fe, y el resto del equipo. Y un abrazo especial y con cariño para Isabel Iglesias @enpalabras


Publicación original: Villa Mara

Conselleira asesora. Periodista y lectora. Ha vivido siempre entre palabras como periodista, documentalista, escritora ocasional y eterna aspirante a bibliotecaria. Hablan de libros en La Nueva España. y en Instantes y crea relatos propios en Villa Mara.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies