Posts Categorized / Proxecto Máscaras

Revisando anotaciones sobre Máscaras

Posted Posted by APM in Blog, Proxecto Máscaras     Comments No Comments
Jul
29

Lo encontré por casualidad, había olvidado este documento de anotaciones en el que iba recopilando las opiniones que nos estaban transmitiendo con la película porque hacía falta empezar a ordenar.

Recuerdo la confusión de cuando las preparaba porque aún no habíamos llegado al concepto de no punto que enriquece la diversidad, igual que tampoco veíamos aún que formábamos parte de la realidad que pretendíamos entender.

Titulares_OpiReflexiones_sobreMascaras

Son notas sencillas sobre temas que ya hemos ido desarrollando y comentando en nuestros blogs, pero me sorprendió lo que había en la última página porque de aquella no eran conclusione sino puro boceto.

Resumen_ReflexionesExperiencia_nubePelícula, emociones a través de:

  • La vida
  • Cada persona
  • La verdad
  • La belleza
  • La comprensión

Cine, pensar en:

  • La visión humana
  • El espectador
  • Uno mismo
  • Los elementos innovadores
  • En el humor
  • En la (no) ficción
  • En la naturalidad

Realidad, elemento positivo que transmite:

  • Valores
  • Personas
  • Sonrisas
  • La libertad para pensar
  • Hechos reales

Ver (la necesidad de ver para entender) hechos desde:

  • La potencia de Máscaras
  • El proyecto global
  • Las relaciones
  • El tiempo
  • Las diferentes capacidades y miradas

Publicación original: Web de las película Máscaras

Como si ocurriera que las sombras no encuentran espacio

Posted Posted by APM in Blog, Proxecto Máscaras     Comments No Comments
Jul
8

Conversaba con Álvaro Martínez, presidente de Aspronaga, sobre discapacidad intelectual, sobre la situación actual y las incertidumbres de este recortado futuro y sobre la necesaria evolución de las instituciones, algo en lo que me reconozco escéptica e incluso bastante crítica.

Álvaro me reconocía el dilema entre su necesidad y la formación de guetos, pero entonces me explicó por donde deben evolucionar tras lo aprendido en estos cincuenta años de existencia. Y yo me guardé la hoja porque no quería olvidar algo tan obvio como escondido.

esquema alvaro

Lo que cuenta el gráfico

Este sobrio esquema en un papel arrugado habla de nuevos puntos de partida tras cinco décadas de experienciaS, así en plural, porque las vidas de las personas siempre suman y no se pueden resumir en una única conclusión.

El inicio de la línea, en medio de la nada, representa el momento en que una familia tiene que asumir una discapacidad en su red personal, sea por nacimiento o sobrevenida: las previsiones del modelo de vida, más o menos estandarizado, se esfuman de golpe y empieza la lenta escalada hacia la aceptación. Pero los procesos nunca son lo que parecen.

La curva superior representa la exaltación. Los parientes cercanos asumen la realidad, empiezan a encontrarse con una maraña de instituciones/causas solidarias que «les entienden» y creen descubrir un nivel de implicación social e institucional que va a cambiar el mundo. Empieza la fase de participación y alzan la voz pero… los días tienen más necesidades que minutos y sus preocupaciones ya no encajan en la normalidad. Empieza el descenso.

El agotamiento tras la exaltada hiperactividad hace que la caída sea abrupta, desgarrada, muy cercana a la quiebra personal. En esta etapa, la frustración muestra todas sus caras ramificándose en la oscuridad del laberinto. Es la parte más dura porque ya no es sólo desconcierto, sino el miedo real, la impotencia y la soledad.

En esta parte del proceso se necesita mucho apoyo porque toca aprender de nuevo a vivir y disponerse a diseñar un futuro en colaboración. Poco a poco, la obsesión del «yo necesito» va evolucionando al «podemos hacer», la culpabilidad y la exigencia se abren al entendimiento y la colaboración.

Las líneas horizontales que atraviesan ambas curvas señalan las etapas en las que las familias, por exceso o por defecto, viven más alejadas de lo posible, aquí la principal ayuda es «estar» y dejar que el proceso avance. Y a partir de ahí, en el último el tramo ascendente (cruzado en el esquema por dos líneas verticales) es donde instituciones y personas tenemos que concentrarnos para que la innovación social sea algo más que una etiqueta. Y rápido porque los años no pasan en balde y las familias necesitan quien coja el testigo.

La frase del título, y las palabras que siguen, la tomo prestadas de Asier, de su reflexión inspirada en gansos y estorninos:

Los dos lados de la luna. Lo hablaba estos días y aparecía de manera reiterada. Hay cierta sensación como de compensación. Como si buscáramos semejante perfección e impecabilidad en el desarrollo de nuestro trabajo, en el acompañamiento, que de repente necesitáramos jugar en el otro lado de la luna fuera de estos encuentros. No nos aguantamos negando nuestra mediocridad, aparecen, nos saltan al cuello. Como si ocurriera que las sombras no encuentran espacio y acaban envolviéndonos.

Reconstrucción personal y fuerza. Y parece que nos dedicamos a esto para curar nuestras heridas. Se puede comprar la frase en el literal o con algunos matices pero estaremos de acuerdo que en estos procesos es difícil salir igual que como entramos. Trabajar desde la incertidumbre, acompañando lo que surge, bailando al son de necesidades propias y ajenas nos confronta con lo que somos continuamente. No es un trabajo más, se convierte en una experiencia personal e intensa.

Publicación original: Web de la película Máscaras

Espacios en los que poder llorar

Posted Posted by APM in Blog, Proxecto Máscaras     Comments No Comments
May
26

17 copy

El martes 21 realizamos un pase de la película para la comunidad educativa en el Museo Pedagóxico de Galicia, auspiciado por la Consellería de Educación e Cultura y con la presencia del conselleiro, Xesús Vázquez Abad. En estos días no tuve muchas oportunidades de pararme a analizar lo sucedido (subiré algo de lo grabado lo más rápido posible), pero acabo de rescatar ahora esto de un breve intercambio de correos con Juan Granados.

Para mi gusto fue un pase absolutamente excepcional, (…) nos regaló ese momentazo con Eva, que yo me veía venir mientras estábamos allí de pie. Creo que, una vez más, se ha dado un paso muy interesante al darles la posibilidad de enfrentarse al público (a la gente), y responden de una manera que a mí mismo me sorprende. No se trata sólo de que salieran al estrado: respiraron el respeto durante la proyección.

Por otro lado, los comentarios de varias personas que ya la habían visto resultaron bastante asombrosos. Personalmente me cuesta considerar qué es lo que la gente ve o deja de ver en la película: yo sé que planos contienen información física, pero también soy consciente de que son casi imperceptibles. Las opiniones de estas personas que repitieron me demuestran que finalmente está todo en su lugar, y que tras un primer visionado acepta un segundo en el que está toda esa información paralela. Vamos, que un gustazo!

Ese momentazo de Eva al que me refiero fue muy sencillo, muy directo, muy concreto: lloró. Me separaba de ella Miguel mientras Álvaro, presidente de Aspronaga, estaba hablando. Llevaba un buen rato mirándola y sabía que algo raro había, pero no podía aventurar el qué. Inmediatamente intenté darle el micro para que hablara, y ahí mismo rompió a llorar.

Uno de los aspectos a los que siempre le di más relevancia a la hora de plantear la película fueron los espacios. Los espacios son lugares, pero también una parte muy importante de aquello que nos define: podemos estar encerrados en ellos, pero también tendemos de manera natural a buscar nuestros refugios.  En realidad con Máscaras eliminé esta última opción: construí una especie de búnker del que no se pudieran escapar fácilmente. Durante muchas semanas lo habitaron y, finalmente, pasó lo que tenía que pasar: se convirtió a su vez en un refugio.  En los siguientes espacios de rodaje ellos ya eran los amos (su propio entorno de trabajo), y ya solo quedaba un paso más: allí donde se vieran los resultados.

Con Calcetin(e)s nunca vimos algo así, aunque es aquello de lo que ellos tienen que sentirse más dueños. Con Máscaras sólo habíamos tenido una oportunidad previa de verla con ellos, y era también su propio redescubrimiento como protagonistas de una película que iba más allá del corto, lo que sin duda influyó en cómo afrontaron el verse expuestos ante una sala repleta de gente que iba a verlos. Esta vez era distinto: la memoria, el recuerdo, había hecho su trabajo durante todos estos meses. Tú puedes recordar momentos de tu pasado, pero probablemente nada te prepara para que te lo cuenten en imágenes siendo protagonista.

Durante todas aquellas semanas de grabación tuve muchas oportunidades para aprender a mirarlos. Puedes haber aprendido a observar para realizar tu trabajo, pero mirar es otro rollo: como quien cuenta los ciclos de las olas para que no le pille la marea, empiezas a conocerte los gestos y anticipas cuando puede estar a punto de suceder algo. Mirando a Eva este martes sabía que algo iba a pasar, pero no el qué. Cuando luego nos explicaba el motivo de sus lágrimas creo que todos tuvimos un asalto del respeto más profundo imaginable: se emocionó de que hubiera personas que se interesaran por ver lo que hacían durante hora y media, y de que luego estuvieran valorando en alto sus esfuerzos durante el coloquio. En el fondo me aterra pensar que esas lágrimas se debieran al hecho de sentirse una más, algo que siempre tendría que haber sido.

Publicación original: enimaXes

Pase privado de Máscaras con la comunidad educativa

Posted Posted by APM in Blog, Proxecto Máscaras     Comments No Comments
May
23

Mientras vamos recorriendo el difícil camino hacia la distribución, cada pase de Máscaras es un tesoro que nos enriquece, y enreda, en un inmenso y tentador universo de posibilidades.

Y aunque es cierto que cada uno tiene algo especial, el del pasado martes lo era porque la comunidad educativa es MUY importante para este Proyecto. Pero este pase de Máscaras, con el Conselleiro de Cultura y Educación como anfitrión y el encanto del Museo Pedagóxico de Galicia, tuvo bola extra:

La experiencia del pase de Máscaras de ayer, con un público tan específico consiguió lo que nunca hubiésemos imaginado: Eva sin palabras, con lágrimas llenas de emoción y agradecimiento por lo que nos estaban diciendo. Esta es la medida de lo que está suponiendo ser actores en la vida pública.

Mientras vamos organizando los materiales y la reflexión, compartimos la nota de prensa de la Consellería y nuestro subrayado:

Mascaras 21 mayo SantiagoO conselleiro de Educación e Cultura, Xesús Vázquez explicou o interese da Consellería neste modelo, “que aposta pola valía das persoas, e que soamente actúa para permitir que cada unha desenvolva a súa función, se estenda e se normalice”.

“Pretendemos – engadiu- que os nosos modelos culturais e educativos xiren cara á materialización desta potencia, coa que creo que temos a garantía de superar os obstáculos para por de relevo as eivas dun sistema do que todas e todos formamos parte”. Deste xeito o conselleiro felicitou ao director do filme, Iago González Iglesias, así como a todo o equipo que permitiu materializalo.

Publicación original: Web de la película Máscaras

La innovación es POSIBLE: Talento sobre ruedas

Posted Posted by APM in Blog, Proxecto Máscaras     Comments No Comments
May
15

La horrible noticia por la que llegué a Amos Winter hablaba de caridad, no de innovación. Pero esto es Internet, sólo hay que querer saber. La exposición en el TED me resultó tan interesante desde múltiples aspectos que he tomado amplias notas que comparto por si a aguien le resultan de interés.

Resulta que se trata de un ejemplo de proceso de innovación exitoso, y en un sector (marginado) que no había cambiado en cientos de años. Y no sólo de producto, porque empieza y termina en el usuario, involucra a la economía local y establece lazos comerciales globales, incrementando el potencial de generación de riqueza y nuevos desarrollos.

Amos Winter comenzó a observar las sillas de ruedas en países en desarrollo en el año 2005 cuando pasó un verano evaluando el estado de la tecnología en Tanzania y… a su mente de ingeniero le extrañó que no existieran dispositivos adaptados a las zonas rurales. Entonces pensó que tenía que hacer algo al respecto (“hacer algo”, no poner unas fotos en una “red social”).

TalentoSobreRuedasLo que hizo fue detectar un problema y empezó analizando en la tecnología conocida y cercana: las marchas de la bicicleta, que permiten adaptarse y hacer frente al terreno. Había ya un par de productos en EEUU pero el precio era una barrera insalvable. Se puso manos a la obra y empezó por hablar con grupos de personas con discapacidad, usuarios y fabricantes de las sillas de ruedas.

En su exposición en la charla del TED define el problema y el marco de limitaciones al que tuvo que enfrentarse, porque el objetivo era que el producto pudiera tener una “larga vida útil”: resistente para trayectos largos y continuados, por terrenos diferentes y en muchos casos abruptos y, al mismo tiempo, lo suficientemente manejable para poder ser usada en interiores: trabajo, casa, escuela… Es decir, la posibilidad de vivir.

Y que pudiera repararse con herramientas, materiales y conocimientos disponibles. Es decir, tecnología accesible.

Problema: ¿cómo crear una herramienta simple que aporte una gran ventaja mecánica?

Como sucede con las soluciones simples, a menudo la respuesta es evidente y para nosotros fue la palanca. Lo importante de este caso es que “la persona es la máquina compleja del sistema”

Fueron capaces de combinar rigurosa ingeniería y análisis con un diseño centrado en el usuario, con cuyo examen y opinión volvieron sucesivamente a la mesa de trabajo

Destaca como lección importante que las limitaciones en el diseño realmente impulsan la innovación:

  • Tenía que alcanzar un coste realmente bajo
  • Conseguir que la silla fuera útil en diferentes tipos de terreno, a la vez que en interiores
  • Tenía que ser lo suficientemente simple para repararla

Acabaron consiguiendo un producto en esencia nuevo, una innovación en un sector que no había cambiado en cientos de años.

Es decir, innovación sí, caridad y falsos sentimentalismos nunca.

Publicación original: Web de la película Máscaras

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies